EL CUIDADO DE LA SALUD VISUAL EN LOS NIÑOS DEBE SER UNA PRIORIDAD

En general los niños deben ser valorados por oftalmólogo al nacimiento si así lo recomienda el pediatra y siempre a los 3 años y a los 6 años, puesto que son las edades claves para diagnóstico precoz de enfermedades oculares, muchas de ellas manifiestas por el inicio de la etapa escolar.

 

¿ Cuándo debemos llevar a nuestros hijos al OFTALMÓLOGO, además de las revisiones acostumbradas en un niño aparentemente sano?
• Si nota que se acerca mucho a la lectura.
• Si nota que “Guiña” los ojos para ver mejor
• Si nota alguna desviación ocular.
• Si con frecuencia tiene los ojos rojos con o sin esfuerzo visual.
• Si relata dolores de cabeza que persisten en el tiempo.
• Si nota aumento del parpadeo o se frota los ojos.
• Si hay legañas.
• Si hay antecedentes familiares de patología oculares.
• Si hay miopía, hipermetropía o astigmatismo, estrabismo en los padres.
• Si tiene un hermano que usa gafas o ha tenido estrabismo.
• Si hay antecedentes de “Ojo vago “.

Es muy importante vigilar a los niños durante su crecimiento y desarrollo, por que pueden hacerse manifiestas situaciones que no están presentes al nacimiento y que diágnosticadas a tiempo pueden evitar transtornos irrereversibles después de los 6 u 8 años de edad.
Se debe tener especial cuidado con los niños que tienen patologías sistémicas, tales como; hipertensión arteria, diabetes, transtornos renales, neurofibromatosis, enfermedades reumáticas, entre otras, puesto que, éstos niños requieren valoración por oftalmólogo con mayor frecuencia.

 

NIÑO