El uso de las mascarillas ha cambiado de manera importante la vida de nuestros pacientes y como oftalmóloga no puedo ser ajena a la repercusión que tiene en la salud y bienestar ocular de los pacientes.

El ojo seco es una de las patologías más frecuentes en la consulta de oftalmología y con el uso de las mascarillas desde luego necesario, se ha visto incrementado de forma muy importante, especialmente en aquellos pacientes ya diagnosticados previamente de ojo seco o con patologías asociadas tales como; la blefaritis y la alergia ocular. También en pacientes con enfermedades sistémicas como artritis reumatoide, síndrome de Sjögren o con tratamientos como la quimioterapia entre otros.

La primera recomendación para los pacientes es ajustar bien la mascarilla sobre nariz y mejilla, de esta manera el aire que permanece dentro de la mascarilla no se filtre hacia los ojos llevando a una rápida evaporación de la lágrima y ocasionando esos molestos síntomas de sensación de cuerpo extraño, escozor y picor entre otros.

En aquellos pacientes con síntomas se recomienda una valoración por su oftalmólogo, quien posiblemente instaure tratamiento para el ojo seco como colirios humectantes y / o anti-inflamatorios, tapones lagrimales, tratamiento con laser para el ojo seco o tratamiento para la blefaritis u otras enfermedades asociadas.  

Ojo Seco

Tratamiento con laser para el ojo seco y la blefaritis

Blefaritis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario